Politica Musical para la Argentina

“POLITICA MUSICAL PARA LA ARGENTINA”
( Bases para un plan de 10 años)

Alicia Terzian (2007)

En el año 2001, durante mi Presidencia del CAMU decidí elaborar este proyecto que tiene como objetivo el de definir una POLITICA MUSICAL dentro de una POLITICA CULTURAL de la Argentina que no existe hasta el día de hoy, como una manera de responder al pedido de la comunidad musical de la Argentina y desde el punto de vista de la necesidad y del DERECHO A LA PROMOCION DE LA MUSICA Y MUSICOS NACIONALES.

Consideramos que para lograr dicho objetivo es necesario tener una POLITICA MUSICAL establecida que obligue a las Secretarias o Ministerios de Cultura nacionales, provinciales y/o municipales a cumplirlas, para abarcar TODA LA MUSICA y todos los sectores necesitados del pais, desde la escuela hasta sus verdaderos protagonistas: los músicos argentinos.

Consideramos necesario una LEY QUE PROMUEVA LA MUSICA NACIONAL. de la misma manera que existe una Constitución Nacional que rige los destinos político – jurídicos de nuestro país al cual deben respeto las autoridades, aunque muchas veces la ignoren.

Es por ello que enriquecí el trabajo titulado POLITICA MUSICAL PARA LA ARGENTINA que realizara en el año 2001 con la ayuda de los protagonistas de diferentes sectores de la vida musical argentina integrados a este proyecto y lo presento para su difusión.

Sin una POLITICA MUSICAL definida y escrita con letras de oro en nuestras Secretarias o Ministerios de Cultura no llegaremos nunca a lograr la PROMOCION DE TODA LA MUSICA NACIONAL que tanto ansiamos, dado que los Directores de Música que son nombrados y llegan a sus puestos traen sus propias ideas, a veces confusas, muchas veces unidireccionales y las más de las veces ignoran, creo que sin malicia, que el país tiene una riquísima cultura musical ya sea étnica y folklórica autenticas, ciudadana, de fusión, popular, académica – histórica hasta nuestros días incluyendo las actuales tecnologías que enriquecen nuestra música.

Nuestras autoridades culturales ignoran que tenemos figuras de gran prestigio y jovenes talentosos , pero que nunca llegan aconocimiento del ciudadano, ya sea a través de conciertos, de la enseñanza en las escuelas, a través de la Radio, de la Televisión , de los CDs, de los DVDs, etc.

Como este trabajo se refiere a LA MUSICA ARGENTINA ,me permitiré hacer una Introducción muy breve a nuestra música a fin de ir, luego, al tramo esencial que son las POLITICAS MUSICALES que creemos que la Argentina merece para que la PROMOCION DE LA MUSICA NACIONAL en nuestro país y en el exterior sea una realidad.

BREVE INTRODUCCION PARA FUNDAMENTAR ESTA TESIS

La Argentina es un país con una tradición musical que viene desde su música étnica, su folklore posterior y las diversas ramificaciones que la música popular y ciudadana tiene y continúa desarrollando en las distintas provincias.

En materia de música clásica o académica tiene un patrimonio que va desde la época de los Jesuitas, del italiano Doménico Zipoli como primer representante de nuestro período barroco.

A este movimiento barroco inicial siguió un período clásico y romántico de importancia para nuestra propia historia e incluso con algunas figuras como es el caso de Juan Pedro Esnaola, Juan Bautista Alberdi, o Amancio Alcorta que cuentan, ya desde el siglo XX, con obras dignas de conocer.

Ya en el siglo XX las distintas escuelas creativas fueron proyectando una Argentina que creció en el mundo con fuerza y autenticidad de valores musicales propios.

Los compositores argentinos que logran trascender las fronteras son respetados en el mundo aunque las más de las veces, son ignorados en su propio país.

Los investigadores, sea en la etnomúsica como en la musicología histórica desentrañan con grandes esfuerzos las obras del pasado y del presente, aunque las ediciones de libros ,de CDs o de DVDs no existen ni en el campo comercial ni editados por el Estado ni mucho menos promovidos en la Radio oficial de la Nación o de las provincias y municipios .ni en la Televisión estatal.

Nuestra vida musical fue empobreciéndose a través de los años y, en el siglo XX, debido a los contrastes entre dictaduras militares que consideraban la música, el arte, el pensamiento, la educación y la cultura como subversivas y los pequeños períodos de democracia que no proponían una política para la cultura, el arte, la educación y la música, sino proyectos personales independientes, a pesar de que algunos eran valiosos pero sin futuro y muchos ,en general, no tenían ni tienen coherencia.
De izquierda y de derecha hubo muchas equivocaciones y debemos reconocerlas si queremos crecer y ser un país maduro que toma las riendas de su presente y diseña su futuro con visión y esperanza.

Lentamente comenzó a debilitarse lo que es la base esencial de toda política en esta materia: la educación musical a través de la escuela.

Hoy en día la educación a través de la escuela es uno de los problemas primordiales dado que la escuela forma al ciudadano argentino, lo une a sus raices, le enseña a pensar y a opinar, a leer dándole la posibilidad de nutrirse absorbiendo las ideas de nuestros pensadores, poetas, escritores, filosofos, dramaturgos y al crecer puede llegar a votar con conciencia a sus autoridades, sin pasión, pero con auténtica vocación política de cambio.

Creemos que ha llegado el momento, dado que el Estado no lo ha hecho, de proponer al Gobierno Nacional una Política Musical para la Argentina que sea a la vez activa, coherente y popular.

Esta política debe ser llevada a cabo por la Secretaría o Ministerio de Cultura de la Nación o de las Provincias o por las Secretarias o Ministerios de Cultura de todas las Gobernaciones del país y la de los Municipios en estrecha unión con el Ministerio de Educación.

¿Por qué la educación musical es primordial? Porque ofrece a todos los educandos la posibilidad de aprender la Música real de su país ( la infantil , la de sus creadores, la de los villancicos y canciones populares) en la escuela en primera instancia, y luego profundizarla en los Conservatorios y Escuelas de Música de las diversas Universidades que constituyen centros activos de difusión musical y donde se forman las nuevas generaciones y poniendo especial énfasis en la que se produce en el país.

Para ello considero necesario aumentar las horas semanales de Educación Musical en todos los niveles con 4 horas semanales en las cuales se ofrecerá expresión corporal y danza, enseñanza del canto y coro con especial énfasis en la música argentina de todas las épocas y géneros.
Para ello es necesario modificar su inserción programática y sus contenidos.

El objetivo esencial deberá ser enseñar a escuchar música para dar la posibilidad a cada educando de desarrollar un criterio de apreciación musical propio que le permita involucrarse intelectual y afectivamente con el fenómeno artístico.

La expresión artística debe ser apreciada por los alumnos y es necesario asegurar su práctica hasta completar su escolaridad en el secundario. En definitiva, volver a la clase de música productiva más que a la modalidad de Talleres que dejan a gran cantidad de alumnos sin participación.

Promover la realización de cursos de perfeccionamiento para el docente musical y para los supervisores en actividad a fin de actualizarlos poniéndolos en conocimiento de las nuevas tendencias y su articulación pedagógica a fin de implementarlas luego en el aula. Esta debe ser una acción constante y anual.

Los maestros deben tener una formación adecuada acerca de nuestra riqueza étnica, folklórica auténticas, de nuestra música de fusión y ciudadana, de la música popular, de la académica histórica desde el Barroco hasta nuestros días para transmitirla a los alumnos.

Deben tener una formación y conocimiento de las técnicas de la música de vanguardia, de la música electrónica, concreta y por computación, de como desarrollar el cuento musical argentino en el aula , de las artesanías populares de nuestro pais, de la construcción de instrumentos étnicos, de la música, danzas y costumbres de toda las poblaciones indígenas que aún tienen vigencia en el país ( aunque están muriendose de hambre o desapareciendo simplemente por la por desidia e inacción de sus gobernantes) ,del teatro musical en la escuela, de las danzas circulares, de la eutonía, hasta llegar al conocimiento de las músicas étnicas, folklóricas y populares de nuestros países vecinos

En el año 2002 organicé un primer TALLER DE EDUCACION dedicado a los maestros del todo el pais con el titulo de MUSICA DE TRADICION ORAL Y TECNICAS CONTEMPORANEAS DE CREACION EN LA ESCUELA PRIMARIA Y SECUNDARIA. Tuvimos una inscripción de más de 400 maestros venidos de casi todas las provincias argentinas y logramos concretar un sueño dándole real trascendencia.

La Educación Musical deberá estar incluida dentro de la Educación Artística considerando todas las artes iguales para el armónico desarrollo del educando, proponiendo la enseñanza de la música de tradición oral en la educación formal, y la formación del docente en esta especialidad en todos los niveles.

Se pondrá énfasis en la actividad coral en el aula, el intercambio coral entre escuelas y festivales regionales, la organización de cursos de arreglos corales, el apoyo económico a coros locales para la realización de conciertos de difusión, la creación de espacios en la Radio y Televisión del estado para la difusión del coro con obras argentinas de todas las épocas y actuaciones en vivo de coros argentinos, profesionales y/ o vocacionales.

Las obras orquestales de los compositores argentinos en primer término y universales deberán ser accesibles al público a través de su programación por las orquestas nacionales, provinciales, municipales y universitarias que existen en el país.
Se establecerán encargos de obras orquestales y de cámara a compositores argentinos, así como grabación de sus obras en CD. Tanto la Dirección de Relaciones Culturales de Cancillería como la Secretaría de Cultura de la Nación deberán promover la difusión de obras de compositores argentinos en festivales programados con interpretes argentinos o extranjeros en las distintas capitales del mundo.

No debe ser el trabajo individual de quienes hicimos con enorme esfuerzo nuestra carrera internacional, sino una acción del Estado en beneficio de sus músicos.

Los Teatros de ópera, tanto en Buenos Aires como los del interior del país, deberán programar no sólo los títulos tradicionales de ópera y ballet, sino también las obras de compositores argentinos que se han creado a través de la historia y que fueron presentados en el Teatro Colón desde su creación en 1908 hasta la década del 50 y 60.

Para lograrlo más efectivamente deberá crearse la Opera Nacional, organismo federal de fomento de la actividad en todo el país ,a través del cual se realizaran temporadas anuales con producciones propias de repertorio argentino en los teatros del interior con artistas locales de preferencia y asistiendo a los mismos en el desarrollo de las programaciones.

Se realizará anualmente un Concurso Nacional para componer una Opera y un Ballet a fin de promover la creación de nuevas obras y su estreno en todos los teatros del país con las orquestas , solistas y coros existentes.
Se propone a este efecto organizar audiciones anuales para el descubrimiento de cantantes solistas en todo el país, organizando con ellos temporadas de ópera en distintas regiones y compartiendo entre los distintos teatros sus costos de producción.

Es necesario preservar, recuperar y difundir el repertorio operístico argentino existente, sugiriéndose para ello el trabajo de los investigadores del Instituto Nacional de Musicología, con el apoyo económico del Fondo Nacional de las Artes.

Es necesaria la creación de Fondos de Subsidio con desgravación impositiva para la producción musical y promoción de la composición y estreno de obras sinfónicas y de cámara en todo el país.

A través de la Secretaría de Comunicaciones, la Televisión y la Radio oficiales de la Nación y de las provincias deberá difundirse la música de los compositores argentinos en igual medida que la de los compositores universales y retransmitir conciertos sinfónicos, de cámara, corales, ópera, teatro musical y danza por intérpretes argentinos. No sólo el folklore y el tango.

Los musicólogos y etnomusicólogos deberán tener financiación para los proyectos de investigación, grabaciones musicales, relevamientos de campo, viajes de investigación, a través de becas, edición de sus trabajos, y presentación de los mismos en Congresos y Seminarios anuales, ya sea nacionales o internacionales.

Se aprovechará este conocimiento para darlo a conocer a través de Talleres de perfeccionamiento a los profesores de las escuelas primarias y secundarias a fin de que éstos lo transmitan a los alumnos.

En lo referente a la actividad coral profesional, tanto en el nivel nacional, provincial o municipal, se deberá establecer un escalafón del personal que se adecue a la labor artística que desarrollen, un reglamento laboral apropiado, concursos públicos para cubrir las vacantes, difusión de sus actuaciones por radio y televisión, promoviendo la programación de obras corales argentinas históricas y contemporáneas y participando en la elaboración de la programación anual de dichos cuerpos a la vez que organizando intercambios internacionales.

Las orquestas oficiales nacionales, provinciales y municipales deberán organizar anualmente su programación teniendo respeto de los horarios establecidos para ensayos y conciertos durante todo el año y del presupuesto necesario para el alquiler de las obras a incluir. Los recintos de ensayo deberán ser adecuados ediliciamente y acústicamente, y los organismos sinfónicos deberán contar con una reglamentación y categoría artística propia que les permita ascender de acuerdo a la capacidad demostrada.

Deberán organizarse giras nacionales e internacionales de dichas orquestas, cuidando que la programación incluya obras argentinas, así como solistas y directores argentinos.

Esta propuesta se concentra en lograr que se vote en el Parlamento Argentino y luego en el de las Provincias una “ POLITICA MUSICAL PARA LA ARGENTINA” que siempre y hasta ahora esperamos que sea apoyada por todos y enriquecida con nuevas propuestas para ser, finalmente, impuesta en el país .

El establecimiento de una Política Musical permitirá a todos los argentinos el acceso a la música que es una fuente de alegría y expansión del espíritu del hombre dando a los artistas la seguridad del trabajo y difusión de su labor en el país y el mundo.

Los argentinos nos merecemos, finalmente, tener una Política Musical coherente para nuestro país que nos permita a todos el crecimiento y la proyección en nuestra labor.

POLITICA MUSICAL PARA LA ARGENTINA

LA ENSEÑANZA MUSICAL

Este plan que realicé con varios colaboradores de las diversas áreas de la música sugiere, entre muchas otras iniciativas, la creación de nuevas escuelas de música oficiales en todo el país. El establecimiento de un Estatuto similar para todos los Conservatorios Nacionales y Provinciales de música y trabajo conjunto entre las Secretarías de Cultura y Comunicación, los Ministerios de Educación de la Nación y las Provincias y las Universidades, unificando programas, contenidos y títulos, para lograr un crecimiento coherente del educando desde su conocimiento de la música en la enseñanza primaria hasta su posterior inserción como músico en los conservatorios superiores y facultades musicales.

Se necesita tener el relevamiento completo de todos los institutos dedicados a la enseñanza musical en el país, disciplinas que desarrollan, planes de estudio, cantidad de alumnos y profesores que intervienen y de quienes dependen los presupuestos anuales. Evaluar su resultado y de qué manera se proyecta su acción en el medio, para proponer las modificaciones necesarias al plan Federal de Educación y a la educación artística específica.

La lista incluye:
*Conservatorios Nacionales y Provinciales, universitarios o terciarios.
*Facultades y Escuelas de Artes universitarias.
*Conservatorios y Escuelas Municipales
*Centros de Enseñanza del Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles en los estratos sociales menos favorecidos del país (Programa ZAP de la Secretaria de Educación del GCBA).
*Pedagogía de la enseñanza musical
*Formación de los futuros profesionales
*La música en la escuela, la enseñanza del canto y la enseñanza de la danza
*Escuela de canto (o escuela de arte) del Teatro Colón y/o teatros del interior del país
*Enseñanza de la danza y expresión corporal (escuelas nacionales, provinciales y/o municipales de danza)
*Enseñanza de la investigación dentro de la creación

DIFUSION DE LA MUSICA – ORQUESTAS Y CONJUNTOS DE CAMARA

En este aspecto se debe tener en cuenta la importancia que las orquestas tienen en los medios donde se desarrollan sus temporadas habituales y su proyección en la apreciación musical y formación del gusto del público.

Poner al día sus Reglamentos de trabajo, los encargos de obras nuevas a compositores argentinos, subvención para el alquiler de materiales orquestales de obras de compositores argentinos, becas para perfeccionamiento de instrumentistas y para jóvenes directores de orquesta que participen anualmente de las actividades de la misma como asistentes del director titular y subvenciones a las orquestas para la contratación de solistas argentinos, serán puntos principales de su actividad.
Esta acción incluye, también, los conjuntos de cámara hasta orquestas de cámara y los que se dedican a la música contemporánea.

El Teatro Colón es el Teatro Nacional de Opera del país aunque pertenezca al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y debe buscar constantemente abrir su acción y alcanzar a la mayor cantidad de público, reorganizando sus masas artísticas en grupos móviles que puedan desarrollar su acción independientemente de las temporadas del propio teatro en todo el territorio del Gobierno Autónomo de la Ciudad de Buenos Aires (al cual pertenece), además de proyectarse en el interior del país.

La formación de los artistas líricos en la Escuela Superior de Arte en el mismo teatro debe abrir sus posibilidades de actuación en temporadas fuera de las oficiales en Buenos Aires y proyectarse en todo el país.
Debe renovar sus medios técnicos y ponerlos al día.

La programación del Teatro Colón en opera, ballet, conciertos sinfónicos y de cámara debe prever, anualmente , 220 funciones como mínimo permitiendo de esta manera una mayor frecuentación del público a sus espectáculos.

Los subsidios a los teatros de provincia servirán para la difusión con sus propias orquestas del repertorio lírico y de ballet, poniendo siempre énfasis en las obras de compositores argentinos.

Igual criterio deberá tenerse para la danza.

La vida coral en la Argentina, sea vocacional o profesional, oficial o privada, es muy rica y su desarrollo apoyado por el Estado permitirá ampliar la acción en todos los estratos sociales.

Los Festivales Nacionales e Internacionales de Música que se organicen en todo el país deberán incluir a interpretes y compositores de la llamada música académica en igualdad de condiciones que tienen los de música popular y tendrán como principal objetivo reunir artistas argentinos y extranjeros , intérpretes y creadores , en una programación que tenga en cuenta las características de la región en donde se implementa y que se complemente con lo que las instituciones privadas realizan.

Deberán complementar su programación con conjuntos de danza y música étnica dado que representan nuestra verdadera tradición y difundirlas a través de una programación que los lleve a todos los rincones del país.

Las instituciones a las que nos referimos son las siguientes:

*Orquestas Sinfónicas (Nacionales, Provinciales, Municipales,universitarias infanto-juveniles y de las radios oficiales)
*Orquestas de los teatros oficiales (ópera y ballet)
*Teatro Colón
*Descentralización lírica en las provincias: su acción por temporadas anuales de ópera, danza (tanto del repertorio tradicional como contemporánea) e interrelación cooperativa entre ellos.
*La danza ligada a los teatros de ópera del país
*La vida coral (profesional y vocacional)
*Festivales nacionales e internacionales en todo el país con solistas, conjuntos de cámara, coros, ballet y sinfónicos que incluyan en su programación música académica, contemporánea, folklórica, étnica y popular argentina.

RADIO Y TELEVISION OFICIALES NACIONAL. PROVINCIAL Y MUNCIPAL

En este aspecto se necesitan:

*Emisiones públicas con intérpretes jóvenes y consagrados.
*Conciertos programáticos dedicados a un creador argentino y su obra.
*Emisiones dedicadas a la niñez y la juventud (La radio va a la escuela, Nuevas Músicas, Música Coral, A toda orquesta, El canto, La tradición musical folklórica y étnica)
*Encargos regulares de obras de esos organismos a compositores argentinos (noveles y consagrados)
*Becas anuales para compositores e intérpretes argentinos para la realización de un proyecto específico para la Radio o la Television.
*Apoyo a la formación de conjuntos especializados en la interpretación de música contemporánea.
*Participación financiera a la retransmisión de obras sinfónicas o líricas
*Creación de laboratorios de música experimental y su equipamiento, tanto para la creación de nuevas obras como para la formación de técnicos
*Edición de discos y videos de solistas y conjuntos argentinos de todos los géneros para su venta a bajo costo y difusión masiva
*Subsidios a grupos y festivales dedicados a la música contemporánea, así como a la académica, folklórica, popular y étnica auténtica.
*Creación de un centro de documentación de la música argentina contemporánea
*Difusión radial de obras de compositores argentinos
*Grabación para la televisión de conjuntos musicales nacionales con predominio de obras argentinas académicas contemporáneas, étnicas, folklóricas y populares de todo el país.

*Grabación de videos y video- clips dedicados a difundir el nombre y la labor musical de interpretes y creadores de música académica y de vanguardia .

CREACION Y LA INVESTIGACION

Es necesario que una Política Musical dé lugar a las siguientes necesidades:

*Subvención a los compositores
*Subvención a la difusión de la música contemporánea
*Subvención a la investigación musical, sea étnica , folklórica, popular o histórica
*Edición de obras musicales y de libros de investigación con sus grabaciones
*Promoción de la creación musical argentina académica y contemporánea en el extranjero, así como la música étnica, folklórica y popular auténtica.

DESARROLLO DE ESTRUCTURAS PROVINCIALES PARA LA DIFUSION DE LA MUSICA EN LA POBLACION

Una Política Musical debe prever la animación y sensibilización de la música en la población a través de:

*Coordinación y promoción de la vida musical en el medio escolar, social y en las zonas rurales.
*Difusión de los grandes premios nacionales y municipales de música y su obra
*Las bandas sinfónicas y su acción en los medios sociales con un repertorio que se inspire en la música tradicional de cada provincia.
*Los coros vocacionales y su práctica en tanto aficionados.
*La canción popular y académica de expresión argentina
* Creación de bibliotecas en cada provincia que incluya partituras, libros y grabaciones de compositores argentinos de todas las épocas.

EQUIPAMIENTO TECNICO

Finalmente, una Política Musical requiere:

*Equipamiento de instrumentos en todos los Conservatorios y Escuelas de Música de todo el país
*Equipamiento de instrumentos a todas las orquestas sinfónicas nacionales, provinciales ,universitarias,infanto-juveniles y municipales.
*Equipamiento de salas de grabación y televisión con los medios más modernos en todo el país.
*Protección y renovación de órganos históricos y compra de órganos nuevos en todo el país
*Construcción de salas de conciertos equipadas con la tecnología necesaria para los espectáculos de teatro musical , música electrónica, multimedia, ópera, ballet, conciertos sinfónico, de cámara y corales en todo el país
*Renovación de todos los teatros y salas de concierto existentes en todo el país

Alicia Terzian (2007)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *